Calidad

Institucional

Calidad

Todos los procedimientos realizados dentro de los servicios de alimentación están dirigidos al cumplimiento de nuestra política de Inocuidad alimentaria:

Promover el respeto y derecho a una alimentación saludable y segura para la comunidad Javeriana, aplicando el sistema HACCP (Análisis de Peligros y Control de Puntos Críticos) e involucrando a todo el recurso humano, infraestructura, áreas de proceso, flujos de operación y proveedores. Con este proceso pretendemos satisfacer las necesidades de nuestros usuarios ofreciendo todos los beneficios de nuestro servicio de alimentación. Al aplicar el sistema HACCP buscamos la excelencia de nuestros productos respaldados por un sistema universal y debidamente aprobado por las autoridades sanitarias. Este sistema es dinámico y fomenta la mejora continua de los procesos y servicios para estar siempre al día en tecnología y aseguramiento de la calidad.

Procedimientos

Los procedimientos realizados durante la manipulación de alimentos dan cumplimiento a los requisitos exigidos por el sistema de calidad HACCP, es así como se realizan los controles durante:

  • La elección de proveedores de materias primas.
  • La recepción de las materias primas.
  • La elección de los manipuladores de alimentos.
  • El alistamiento de frutas y verduras,
  • Los tratamientos térmicos a los que son sometidos los alimentos.

Centro de Producción

  • Contamos con un centro de producción para realizar nuestros productos de pastelería para ofrecer calidad y  precios bajos.
  • Se trabajan con proveedores certificados que  visitamos en sus plantas de producción, para asegurar la calidad de materias primas utilizadas.
  • El Centro de Producción se encuentra certificado en HACCP por el INVIMA en las lineas de hojaldres, galletas, tortas, panes y productos típicos.
     

Certificación HACCP

¿Qué es HACCP?
Es un sistema de calidad alimentaria que tiene un enfoque preventivo ante los peligros biológicos, físicos y químicos mediante la anticipación y la prevención, lo que permite tener alimentos inocuos para la salud del consumidor. El concepto se desarrolló en la década de los 60 por la necesidad de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) de controlar los alimentos que iban a ser consumidos por los astronautas. Garantizando que no se presentaran problemas de alimentos contaminados durante las misiones espaciales.

Este sistema ha tenido gran aceptabilidad por lo que diferentes industrias de alimentos han adoptado los principios del sistema, para garantizar la inocuidad de sus procesos. Los Servicios de Alimentación de la Pontificia Universidad,  ha propuesto dentro de sus objetivos la implementación de este sistema como una acción de compromiso con cada una de las personas que hacen parte de la comunidad universitaria.